La violencia trae consecuencias negativas en la vida de las víctimas: depresión, ansiedad, temor, trastornos post traumáticos, así como diferentes problemas de conducta, autolesiones y adicciones.

Por tanto el Centro Minka es un espacio de atención ambulatoria, destinado a dar atención psico – socio – educativa e apoyo integral a niñas, niños, adolescentes víctimas de violencia física, psicológica y sexual. Así como a aquellas niños, niñas y adolescentes con problemas del comportamiento y/o consumo de sustancias adictivas desarrolladas a causa de la violencia.

El objetivo del centro es, disminuir los impactos e implicaciones de la violencia, incluido el trauma, en las niñas, niños y adolescentes víctimas, desarrollando su resiliencia.

  • Niñas, niños y adolescentes de 6 a 18 años de edad, que hayan vivido una situación de violencia.
  • Niñas, niños y adolescentes con problemas de comportamiento y/o consumo de sustancias adictivas, como efecto de la violencia.

Admisión

Por Orden Judicial, por requerimiento de las Defensorías de la Niñez y Adolescencia y por requerimiento de las familias.